Marce es chantajeada en la preparatoria ¡Consecuencias de ser putita!

Durante algunos días, todo fue normal para mi, volvía un poco a su rutina en la preparatoria, dónde no me gustaba llamar tanto la atención, seguía fantaseando con lo sucedido y de momento eso me bastaba para llegar a casa y tocarme recordando cómo me habían cogido tanto los viejos como los albañiles…

Pasaron algunos días y fue cuando se acercó una chica de mi salón de clase, una chica que realmente era sería, la típica chica de 10’s, de lentes y con ropa muy anticuada, su nombre, Daniela… Me dijo que si podríamos hablar a solas… A mí esto le sorprendió pero acepté…

Fuimos a un lugar alejado de todos y entonces la conversación empezó, al principio, los nervios de Daniela eran notorios…

Daniela: mira, no quiero dar rodeos… El otro día… Bueno… Yo vivo cerca de aquí… Vi que estabas por mi rumbo… Por… La construcción…

Cuando dijo esto me puse bastante nerviosa yo también… No sabía a dónde iba todo esto y la interrumpí tratando de tomar el control de esto…

Marce: y? Soy libre de hacer lo que quiera al salir de clases y de andar por dónde quiera… Dije en tono firme…

Daniela: sí, en eso tienes razón, pero bueno, ví y grabé lo que hiciste en esa obra, tomé muchas fotos tuyas y tengo copias de todo lo que hiciste y te hicieron todos esos albañiles…

Marce: no, por favor… Porque hiciste eso?

Daniela: tranquila… No saldrá de aquí, nadie vera nada de eso, con una condición… Quiero que seas mi esclava… Qué me obedezcas en todo y que hagas lo que yo te pida, aún si eso significa acostarse con quién yo quiera…

No me quedó más remedio que decir que sí…

Al siguiente día Daniela llegó y me dijo, necesito que me ayudes a tener 10 en la clase de química, ese profesor tiene fama de ser un rabo verde y querer coger con todas… El muy maldito me puso un 9 y yo debo tener 10 en todo…

Yo estaba sorprendida, pero la verdad la idea me estaba calentando un poco, ofrecerme a un profesor era algo interesante…

Cuando terminó la clase Danielas se acercó al profesor….

Daniela: profesor, creo que se equivocó con mi calificación, me puso un 9 y yo creo merezco un 10 (esto lo dijo en un tono más bien exigente)

Profe: no, señorita, yo no me equivoqué, la que se equivocó en el examen fue usted (en un tono serio, se notaba el poco interés en esa chica más bien nerd)

Marce: (caminando lo más putita posible) profesor, podría ayudar a mi amiga con un punto? Sería de mucha ayuda con su calificación y yo podría ayudarle a usted con algo, lo que usted quisiera… (En un tono de putita que hizo que el profesor babeara)

El profesor de inmediato entendió la indirecta, y me dijo:

Profe: bueno, si lo pones de esa manera, tendrás que ayudarme con algo.

Daniela: bueno profesor ( en un tono más tranquila) verá, Marce será mi pago por tener una mejor calificación, y si yo le digo, ella puede ser muy buena con usted..

.

Profe: bueno, Marce, ven aquí con tu profesor y siéntate en mis piernas.

El profesor era un señor de unos 50 años, muy moreno casi negro y muy alto, más bien delgado con algo de barriga y barba mal arreglada…

Yo caminé hasta sentarme en sus piernas y mientras con una mano acariciaba mis piernas con la otra tocaba mis tetitas sobre la blusa, mis pezones se sentían duritos porque no llevaba brasier y mis piernas solo iban cubiertas por un mallón negro…

Giré mi cabeza y empezamos a besarnos… Solo interrumpió el beso para decirle a Daniela

Prof: bueno señorita, busque su nombre en las listas y cambie su calificación… Se ha ganado un 10 y puede retirarse a menos que guste quedarse…

Daniela tomó las listas del profesor y empezó a buscar su nombre y a cambiar su calificación mientras el profe ya metía su mano entre mis piernas y bajo mi blusa, yo estaba muy caliente, muy mojada, deseaba ser cogida…

Así que me levanté, desabroché el pantalón del profesor desesperadamente y cuando bajé su calzoncillo… Saltó una verga enorme, más grande que todas las que había visto, muy dura y gruesa… Yo estaba babeando… Nunca había visto una así, muy negra y dura…

Empecé a chuparla a lamerla y a comerme esa verga enorme que no me entraba ni a la mitad Me ahogaba solita y el profesor no dejaba de mirarme cómo estaba yo de rodillas intentando comerme esa verga enorme mientras con mis manos sobaba sus testículos que también eran muy grandes… Estábamos tan calientes que nos habíamos olvidado de Daniela, que nos miraba muy caliente…

Daniela era virgen, jamás había visto algo así, aunque miraba mucha pornografía y había visto a Marce ser cogida por los albañiles, está vez estaba muy cerca, podía escuchar a Marce gemir ahogadamente y ver la expresión de ambos, sus bragas estaban empapadas y tenía el deseo de desnudarse y tocarse hasta acabar, pero se limitaba a mirar con la boca abierta…

Entonces el profe me dijo: venga levántate, quiero ver hasta donde te entra mi verga en tu vagina…

Yo me puse sobre el escritorio recargando mis brazos casi como si me pusiera en cuatro…

El profesor se levantó y le dijo a Daniela…

Prof: bueno, ya que es tu pase, porque no me ayudas a bajar su ropita…

Daniela se puso de rodillas a mi lado, sin dejar de mirar esa verga enorme y dura… Tomo mi leggins por los costados junto con la tanga… Y empezó a bajarlo…

Después el prof le dijo: vamos, ahora toma mi pene y llévalo a la vagina de esa zorrita…

Cuando Daniela estiró un poco su mano, y tomó fuerte esa verga, sintiendo lo dura y caliente, su mano no se cerraba, no podía rodearla de lo ancha que era… Sentir eso en su mano hizo que se mojara aún más… Abrió la boca y el profesor tomándola de la cabeza se la metió…

Daniela mamaba esa verga mientras el profesor me metía sus dedos en mi vagina yo casi en cuatro sobre el escritorio…

Una vez que se cansó de la boca de Daniela apuntó a mi vagina y me empezó a coger… Esa verga me llenaba mucho, sentía que me rompía, me cogía toda… Acababa una y Otra vez, mojando esa verga por completo… Cuando voltee ví que Daniela estaba medio desnuda besandose con el profesor mientras el le metía sus enormes dedos…

Siguió así por un rato, hasta que me tomo del cabello, me puso de rodillas junto a ella y nos hizo chuparle la verga otra vez… Ambas podíamos chupar y lamer mucho tocabamos nuestras lenguas nos besábamos y después de un rato empezó a darnos mucho semen…

Se subió su pantalón y antes de irse del salón dijo “si quieren mejores calificaciones, ya saben, vengan conmigo”