Así de excitante fue mi primera vez y me encantaría que se repita

Antes que nada, debo decir que ya había intentado subir mi relato, pero fue descartado quizás por ser muy largo, pero ahora será un poco más resumido.

Yo una chica de 29 ahora un poco llenita, pero en aquellos tiempos cuando inicie, yo tenía 18 años muy flaquita, caderona y muy sexi.

Todo empezó cuando a esa edad mi hermana menor acudía a la primaria y yo al ir por ella con mis papas a su escuela hicimos amistad con los papas de una compañera de ella de nombre alexia. Ella tenía como 7 años y ya que sus papas salían de viaje cada fin de semana a comprar mercancía, me invitaron a ayudarle a cuidarla y quedarme en su casa los fines de semana, yo por la falta de dinero en ese entonces hable con mis papas y acepte el trabajo. Todo paso con normalidad yo me quedaba en la casa a cuidar a la niña y los domingos en la tarde s papa al ayer a su casa me iba a dejar a la mia, así paso durante los próximos 3 meses siguientes hasta que los hermanos de alexia decidieron ir los fines de semana al pueblo después de estudiar entre semana en la ciudad.

Jose de aprox. 29 años y Orlando de 22 eran dos hermanos que siempre les gustaba andar juntos y bueno de la nada acudieron a una fiesta en la cual fui invitada, nos presentaron y después de esto ellos decidieron viajar todos los fines de semana para quedarse en casa aun y cuando sus papas salieran. Yo en ese momento pensé que perdería el trabajo, pero ya que ellos se la pasan en la calle saliendo a discotecas y antros pues mi trabajo no corría peligro por lo cual me mantuve en el mismo con la misma rutina.

Sin embargo, después de algunas semanas note que Jose me prestaba mucha atención, me hablaba y empezaba a querer hacer una amistad conmigo, sin embargo, yo en ese momento estaba muy pequeña y no me imagina sus intenciones jejej. ¿Un día el se acercó a mí y me dijo que onda meli vemos una película en la noche?, yo le conteste que no podía porque tenía que cuidar a alexia, a lo cual me dijo pues ya que se duerma te vienes aquí en la sala y vemos una peli ándale… y pues bueno yo acepte.

Al dormir a la niña me dirigí a la sala, ya estaba Jose esperándome, rápidamente intento poner la película en el VHS jejej pero me dijo que no se podía que de seguro algo pasaba, y me sugirió verla en su cuarto. Yo no lo vi mal y accedí.

Ya en su cuarto pues me empecé a sentir muy nerviosa ya que solo estaba la tv, una cama, muy cómoda, por cierto. Pues ya ahí me pidió hacer unas palomitas y cuando regrese ya estaba en la cama acosado con la peli corriendo.

Yo me senté en una orilla de la cama con algo de miedo y empezamos a ver la película, después de 30 minutos miré que el solo se me quedaba viendo y pude pensar que el deseo lo desboradaba. A lo cual no se aguantó y se acercó a mí y me empezó a decir algunas palabras que en algún momento que sin darme cuenta me empezaron a poner algo hot.

Y bueno ya estábamos ahí, en su cuarto a solas con luces apagadas y pues el empezó a tomar de mis palomitas, mientras no perdía oportunidad de rosarme con su miembro en mis brazos y senos. Para esto yo sin darme cuenta ya empezaba a temblar un poco de las ganas que tenia de perder mi virginidad en ese momento. Sin pensarlo Jose me dijo vamos a jugar un juego yo accedí sin preguntar y el comenzó a ponerme palomitas al largo de mi cuerpo y después se las comía. Llego el momento en que sin darme cuenta puso una palomita en mi vientre y al comérsela me toco mi vagina y empezó a acariciarla, yo no dije nada y él lo tomo como una confirmación que deseaba ser cogida.

Después de esto me paso a la cama, me beso me puso muy caliente y me desvistió. Sin darme cuenta ya me tenía totalmente desnuda en su cama. Yo sentía como él no se cansaba de tocarme y verme, al preguntarle que le pasaba me dijo, “No puedo creer tener a una niña tan linda de 16 años en mi cama”. Yo sin pensar le dije pues ya me tienes ahora que vas hacer. Y sin pensarlo me penetro muy fuerte.

Recuerdo me dolió muchísimo y grite, pero al mismo tiempo un placer inexplicable, estaba siendo penetrada por un pene enorme y sin condón podía sentir el calor dentro. Él me dijo que pasa y yo le dije que era mi primera vez, a lo que el enloqueció mas y comenzó a penetrarme. Recuero muy bien que yo sentía como él se venía dentro de mí con su verga que parecía manguera al pasar el líquido a presión por ella. Ese día exactamente se vino como 5 veces dentro de mí por lo que estuvimos en la cama hasta las 5 am. ¿Al salir de su cuarto él me beso y me pregunto cuándo volverá a pasar esto? A lo que yo sin dudar conteste – cuando tú quieras.

De aquí en adelante y por los próximos 3 meses todos los sábados pasaba lo mismo en su cuarto. Todo bien hasta que en una de esas ocasiones su hermano Orlando me vio salir de su cuarto acomodándome mi short. Desde ahí otra historia comenzó que les estaré comentando en la segunda parte de este relato.